El viaje a monterrey de louis berlandier, 1830 yale university graduate school application

La epidemia de la viruela avanzaba rápidamente hacia las regiones norteñas, cuando el general manuel mier y terán dispuso proteger a los pobladores de las provincias internas de oriente. En matamoros recibió la vacuna desde diferentes puntos de la república, pero no se había inoculado a nadie porque no se había conservado el material correctamente. El general resolvió enviar al botánico francés en monterrey, en donde se encontraban ampliamente diseminadas las vacunas frescas.

El 1º de abril de 1830, berlandier acompañado por tres dragones partió para la capital de nuevo león, con el fin de retornar pronto con algo de la vacuna. Existían dos rutas a seguir: una que era frecuentada por carruajes a lo largo del río a través de camargo; la otra era más corta, menos definida, habitada y con carencia de aguajes en el verano.Nuevo león

La naturaleza comenzaba a salir del letargo por la humedad más que por el cambio de estación. Algunos árboles en la costa nunca perdían sus hojas durante el invierno, pero los que mudaban anualmente su follaje les brotaban sus hojas. Berlandier hace una descripción del ébano que se encontraba en todos los lugares de tamaulipas, cuyas semillas (mahuacata) eran tostadas y molidas, obteniendo un tipo de café por decocción, el cual tiene propiedades purgativas. Este árbol podía llegar a medir más de 12 metros de alto, su madera era descrita como obscura, de donde recibía el nombre de ébano, aunque en realidad no es un verdadero “diospyros”, sino una variedad de leguminosa.

Hacia el poniente de matamoros el terreno era arcilloso, en donde se encontraban solo los ranchos guadalupe y ensenada; aumentando el número de ranchos entre la mesa (san lorenzo de la mesa, actualmente en las inmediaciones de nuevo progreso, tam.) y reynosa.Nuevo león

El 3 de abril 1830 en lugar de tomar una ruta más directa a nuevo león, berlandier y su compañía entraron a reynosa, para que uno de los soldados visitara a sus padres. Depresiones al poniente de la villa mantenían un verdor debido al agua de lluvia y al desbordamiento del río. En estas resacas arribaba la caballada a tomar agua. Pernoctaron en uno de estos bancos donde encontraron a unos rancheros, quienes limpiaban un pedazo del monte. Ahí estos habían capturado un número considerable de caballos, utilizando lazos que colgaban de los árboles.

En cierto punto se apartaron del camino a camargo; de ahí hasta el cerro de capadero no había campos de cultivo y ni siquiera verdor. Los rancheros en esa región estaban dedicados a la cría de ganado y no a la agricultura. Los viajeros pasaron por el rancho de los longoria y más tarde por las norias.Nuevo león junto a unas miserables cabañas existían tres pozos de agua de unos 25 pies (7.62 m) de profundidad, los cuales contenían agua salobre.

Aunque inmediatos unos a otros, los pozos tenían diferente calidad de agua, de la cual el viajero se veía forzado a pagarles a los dueños. En tiempos de lluvia, el camino era más transitado, ya que se formaban charcos en las partes bajas, donde acampaban los arrieros. El francés cuenta que durante su viaje observó como un convoy de mulas pagó una cantidad enorme por el agua de esos pozos.

Los dueños de estas tierras criaban grandes manadas, especialmente caballos, que les dejaban gran remuneración; aunque muchos morían de sed durante las sequías. Potrillos de dos a tres años sucumbían en las garras de los animales de uña, tales como jaguares y pumas que eran comunes en la región en esos tiempos, explicaba el botánico.Nuevo león

Guiados por la luz de la luna viajaron por nueve millas por el árido lomerío hasta llegar al puerto (en nuevo león) y el 5 de abril se detuvieron en el arroyo mencionado como tunas. Ahí los arrieros hacían parada forzosa por no haber agua en el tramo que seguía del camino. Era una tinaja de lodo de 3 m de largo por no más de 2.22 m de ancho y el agua no pasaba de 13 cm de profundidad; aguaje que le sirvió a una gran caravana ese día.

En los bancos de este arroyo se toparon con un regidor del poblado de china, N. L., quien les advirtió sobre catorce salteadores de caminos bien montados que se habían reunido en ese mismo aguaje unas horas antes de su arribo. Esperaban en el sitio un cargamento de plata, que afortunadamente fue alertado por los pastores, escapando los dueños por otra ruta.Cerro silla

Pasaron por las tinajas del arroyo el coronel, cuya agua era intomable, por el contenido de carbonato y cloruro. Pasaron por el paraje de las preñadas, donde los viajeros podían ser asaltados por merodeadores, pero no tenía agua. El ganado generalmente se diseminaba por falta de agua, buscando plantas suculentas como el nopal.

A mediodía del día 6, los viajeros alcanzaron la primera villa, china, en nuevo león, la cual era un amasijo de casas y chozas, después que se juntan los ríos ramos y pilón (montemorelos) para formar el río san juan. La mayoría de los habitantes se dedicaban al pastoreo, ya que las sequías no les aseguraban sus cultivos de temporal. Los habitantes se veían obligados a retirarse lejos con sus ganados en busca de agua y pastura para sus animales.

Para el francés la villa había sido nombrada grotescamente como china.Abril 1830 pero actualmente se sabe que su nombre proviene por el antiguo nombre del lugar: valle de san felipe de jesús de china. Curiosamente, este santo murió como mártir en la isla de japón y no en china; fue crucificado junto con otros religiosos en las afueras de nagasaki en 1597, siendo considerado por la iglesia católica como el primer santo nacido en méxico.

Con el cielo despejado, desde china se alcanzaban a ver las faldas de la sierra madre. Al atardecer, cuando el sol llegaba al horizonte, se observaba en el poniente el contorno del cerro de capaderos. Al pie y al sur de esta elevación se encontraban las chozas del rancho del mismo nombre. Un pequeño arroyo que surge en salinillas serpenteaba alrededor pasando cerca de las casas, incrementando la fertilidad de la región.Cerro silla

Hacia cadereyta, la cordillera se presenta en escalones, en el valle se ve la cumbre del cerro de la silla. En un día claro este cerro, decía berlandier, podía ser visto desde linares. Al acercarse finalmente observaron las puntas del acantilado de las mitras y hacia el oeste la garganta de las montañas que conducen a la capital de coahuila.

El 8 de abril de 1830, berlandier y su escolta acamparon al pie de la pendiente oriental del cerro de la silla, y a la mañana siguiente llegaron a monterrey. Cerca de dos millas antes de llegar a la ciudad, los viajeros se sorprendieron por la regularidad, la limpieza y el orden en la pequeña villa de guadalupe. Esta estaba habitada por indígenas agricultores (tlaxcaltecas), quienes estaban bajo las autoridades de nuevo león.

Berlandier observó cierto tipo de confort entre los habitantes como se acercó a las villas de mayor población y a la capital de nuevo león; era el resultado de una paz que se había conservado a pesar de las numerosas convulsiones de la república.Abril 1830

Los pobladores de nuevo león eran mejores agricultores que políticos, opinaba berlandier; nunca habían sobresalido en las repetidas revoluciones observadas en méxico desde la independencia. Los habitantes no olvidaban su deber a su país, siempre mostraron su celo por su libertad. En el año anterior de 1929, habían dejado sus hogares 1,050 hombres cuando los españoles habían tratado de retomar el poder en tampico al mando del general isidro barradas. Aunque solamente 332 llegaron hasta la costa, el resto fue regresado debido a que el enemigo ya había capitulado.

Según berlandier, la administración de justicia era mejor que en cualquier otro estado. En ese entonces, nuevo león era el único estado donde el ladrón era perseguido y rigurosamente castigado. A pesar que la legislatura de monterrey era excepcional por su prudencia y su buen sentido, prohibía la participación de extranjeros en el comercio de menudeo.Abril 1830 el francés criticaba las leyes prerrogativas que favorecían el monopolio, diciendo que no eran dignas de personas libres. Estas leyes dictaban solamente a favor de algunos mercaderes que incrementaban sus fortunas a expensas de todo el estado.

En el próximo artículo contaremos sobre las riquezas alcanzadas en ese estado, en opinión según del científico francés, así como otras observaciones hechas a su regreso al puerto de matamoros.

El valle san felipe de jesús de china, dio el nombre al poblado de china, N. L. Este santo crucificado en japón en 1597 fue beatificado en 1627 y canonizado en 1862 por la iglesia católica. Pintura del convento de san antonio de padua en puebla.

Dibujo a lápiz de jean louis berlandier del cerro de la silla visto desde cadereyta (ca. 1830). Biblioteca bienecke de la universidad de yale.Cerro silla